Tipos de Yacimientos subacúaticos

A la hora de localizar un yacimiento, lo primero que debemos saber son las clases que existen.
El yacimiento subacuático más frecuente es el "pecio", que es un barco hundido, como el que pudimos ver en el museo de arqua. En la mayoría de los casos, es fruto del azar, en el que la voluntad humana no ha intervenido, ha sido por un accidente. Es un conjunto cerrado en el que hay que contar con una serie de circunstancias que rodean ese accidente y que es necesario conocer, como su lugar de partida y de llegada. Todo lo contrario que en un yacimiento terrestre.
 Estas características platean problemas como es la localización del pecio, ya que muchas veces no tenemos constancia de su existencia. Uno de los ejemplos mas recientes fue la localización de unos pecios fenicios en Mazarrón. Los dos barcos fueron encontrados en la playa de la Isla del Puerto de Mazarrón gracias a la construcción de un puerto náutico que cambió las corrientes marinas de la playa y dejó al descubierto las estructuras de madera del primero de los dos barcos, denominado Mazarrón I. El original de uno de ellos se expone en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática en Cartagena. Del otro se encuentra una replica. 
















Restos del barco Mazarrón II.

Museo ARQUA. Restos del barco Mazarron 1













Restos del barco fenicio Mazarrón I.


Extraordinariamente encontramos pecios que no son casuales, ya que existen lugares donde hay una serie de factores que hacen que se produzcan hundimientos en ellos. También existen naves hundidas a propósito, como en el puerto de Ostia, que se hundió una nave llena de cemento para servir de base para un faro. Otro tipo de yacimiento subacuático son los "fondeaderos", lugares cercanos a la costa, donde las embarcaciones fondean o echan el ancla porque no pueden varar en la costa o no hay un puerto con suficiente calado que les permita acercarse a él. El cargamento era transportado por embarcaciones pequeñas a tierra firme, en esas maniobras caían al mar muchos objetos que permiten reconstruir hoy en día el comercio que había. También encontramos yacimientos en embarcaderos, varaderos y ensenadas, que eran muy habituales en el mundo antiguo. Otro tipo de yacimiento son las estructuras sumergidas como es la típica villa de Adriano, BAIA , (cerca de Nápoles), hundida debido a un movimiento tectónico.




En los fondeaderos se han encontrado gran cantidad de ánforas y vasijas antiguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada